Presentación

 

La actividad asistencial en el paciente con malformaciones craneofaciales es compleja por la necesidad de una especialización de alto nivel, por el uso de recursos tecnológicos de nueva creación y por la colaboración entre distintas especialidades que trabajan en el mismo ámbito patológico como es la Neurocirugía, la Cirugía Oral y Maxilofacial, la Cirugía Pediátrica, la Otorrinolaringología, Cirugía Plástica y Reparadora, la Ortodoncia/Odontología, Anestesia, Rehabilitación/Logopedia, entre otras especialidades.

En el ámbito hospitalario, la Unidad de Cirugía Craneofacial se enmarca dentro de otra Unidad ya existente desde 2006 que es la Unidad de Malformaciones Craneofaciales y Fisura Labio-palatina. No obstante, el 85% de los casos de deformidades plásticas del craneo son plagiocefalias posturales, que pueden producir una deformación craneal y/o facial pero no produce alteración sobre el desarrollo neurológico posterior. El principal diagnóstico diferencial debe establecerse con las craneosinostosis, la cual es secundaria a  el cierre o fusión precoz de una o varias suturas craneales, condicionando una deformidad de cráneo y de cara que se denomina Síndrome Craneofacial. Suelen requerir tratamiento quirúrgico.